He procurado hacer de esta exposición algo diferente, he intentado demostrar con formas y color como recuerdo o como considero a las mujeres que están en mi vida, unas son reales y otras imaginarias, como me gustaría que fueran y cuál sería el color más adecuado para representar sus cualidades o lo que resulta más atrayente para mí, ellas están en mi vida y de una forma u otra manifiestan su personalidad.

En todo momento trato de liberar mi mente,  jugando nada  más que con el recuerdo de la persona a la que quiero representar.

Claro que demostrar un carácter ó un sentimiento sin el apoyo de una imagen preconcebida te obliga a una abstracción total y en este caso ha sido la sensación de la atmósfera, el sonido del viento,  la belleza de las flores, o el enraizado  imaginario de la fortaleza de la familia, ese ha sido mi objetivo: Crear una sensibilidad para quien contemple la obra esperando una reacción positiva.

 

Arbeitz